4 consejos para la mujer el cuidado de la salud íntima

Nada más pertinente que hablar sobre un tema típicamente femenino: la higiene íntima. La salud íntima de la mujer requiere de algunos cuidados y hábitos que previenen enfermedades y molestias en la región, que pueden afectar a todo el organismo; y, en esta ocasión, te presentamos 4 consejos ideales para el cuidado íntimo de la mujer.

1) Evita la ropa ajustada

Las piezas íntimas deben ser fabricadas en telas que permitan la respiración de la piel y, al mismo tiempo, que no absorben los productos de limpieza como jabón en polvo — que puedan irritar la zona. Ropa ajustada, como pantalones vaqueros, aumentan la sudoración y, por lo tanto, el riesgo de dermatitis. Siempre que sea posible, da preferencia a faldas y vestidos, que permiten una mayor ventilación.

2) Elimine los vellos con moderación

Los vellos ayudan a proteger la zona íntima de las infecciones y la contaminación y, por lo tanto, deben ser eliminados con moderación. De preferencia, hazlo sólo a través de la depilación láser o con cera, que ofrecen menos efectos adversos.

3) Utiliza jabones íntimos

Los jabones comunes no son indicados para la limpieza de la zona íntima, ya que su pH no es el adecuado para el lugar, pudiendo causar irritaciones y molestias. Los jabones íntimos son hechos especialmente para la zona genital, con un grado de acidez similar al del cuerpo. La limpieza debe ser hecha sólo con agua y jabón, usando los dedos para, a través de movimientos suaves y circulares, quitar posibles secreciones.

4) Duerme “al natural”

Puede parecer extraño, pero dormir sin ropa interior es un hábito altamente recomendado por los médicos. Además de permitir que la región respire, esto también ayuda a prevenir las infecciones. Las prendas de tejidos sintéticos o muy apretadas ahogan la región, volviendo la zona más susceptible a la proliferación de bacterias y hongos. Por eso, duerme “al natural” siempre que sea posible.

Dejar un comentario